Créditos con Dicom – ¿Es posible financiamiento con préstamos?

Periódicamente se actualiza el listado de morosos lo cual sirve de referencia para evaluar el riesgo de los clientes, tanto potenciales como existentes, por parte de instituciones financieras, comerciales y afines. En tal sentido, obtener créditos con DICOM se hace muy cuesta arriba, mas no imposible.

DICOM compila información de distintas fuentes; de entre ellas, la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, el Boletín de Informaciones Comerciales, la Dirección del Trabajo, entre otros. Se trata de una plataforma eficiente que agrupa a todas estas bases de datos permitiendo evaluar el comportamiento de pago de los chilenos, en lo ateniente al riesgo financiero y comercial de cada individuo o empresa.

Una de las mayores consecuencias de caer en DICOM es la de ser considerado cliente de alto riesgo como sujeto de crédito, ya que aparecer en este registro se relaciona con problemas de liquidez y mala administración financiera, tanto personal como en el ámbito empresarial.

De manera que lo más conveniente es evitar a toda costa ser incluido en esta lista negra. No obstante, aunque aparezcas en ella, existen instituciones dispuestas a otorgarte un préstamo con DICOM.

¿Los Bancos otorgan préstamos si estoy en DICOM?

Si te encuentras en el registro DICOM no puedes solicitar un crédito en las instituciones financieras convencionales como es el caso de los bancos, ya que estos les cierran toda posibilidad a las personas y empresas que están incluidas en tal listado.

Debes considerar entonces otras alternativas en el caso de que necesites tramitar créditos y préstamos estando en DICOM.

Tipos de Créditos y Préstamos estando en DICOM

Antes que nada, ya debes entender que al estar en el listado DICOM te resultará más difícil obtener préstamos, créditos y cualquier otro tipo de financiamiento. Entre las opciones que puedes manejar, tienes las siguientes:

Cajas de Compensación

Estas entidades otorgan créditos a sus afiliados. Cada caso se evalúa y es claro que aparecer en el DICOM no es condición excluyente para optar a un crédito.

Si tu lugar de trabajo tiene convenio con alguna Caja de Compensación, esto representará un gran ventaja para ti, ya que al estar afiliado puedes acceder a los créditos descontados por planilla, con tan solo cumplir con los requisitos dispuestos por la entidad.

Entre las instituciones de este tipo se encuentran: Caja Los Héroes, Caja Los Andes, Caja 18 de septiembre y Caja Gabriela Mistral.

Cooperativas de ahorro y crédito

Constituyen una excelente opción para postular a préstamos o créditos con DICOM, debido a que poseen facultades crediticias iguales a los bancos y otras instituciones.

Las Cooperativas de ahorro y crédito pueden financiar diferentes instancias, tienen distintas tasas de interés, plazos y términos que varían de acuerdo a la institución. Entregan créditos de consumo tradicionales, créditos hipotecarios, abren libretas de ahorro así como otros productos e instrumentos de financiamiento.

Por lo general cualquier persona puede ser socia en una cooperativa de este tipo con tan solo cumplir los requisitos que se le soliciten. Estos requisitos varían de una entidad a otra, pero son muy sencillos y accesibles.

Las cooperativas de ahorro y crédito que están fiscalizadas por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras son: Coopeuch, Capual, Lautaro Rosas, Oriencoop, Detacoop, Unioncoop, Coocretal y Ahorrocoop.

Una de las ventajas más importantes de este tipo de entidades es que, al ser reguladas por la Superintendencia, sus tasas de interés no son usureras. Resulta muy factible para los socios lograr el otorgamiento de un crédito con Dicom y el descuento se realiza por planilla; de esta forma es seguro cancelar las mensualidades.

Créditos entre particulares

Representa una opción en caso de que necesites un crédito con DICOM urgente.

Es común encontrar estos ofrecimientos de préstamos por parte de particulares en Mercado libre y otros sitios web de Internet. Se trata de avisos publicitados por personas sin ningún tipo de regulación, de manera que el trato es totalmente informal y debería ser tu última opción en un caso de justificado apremio, ya que bien podrías ser objeto de estafas.

Otras instituciones financieras

Se cuenta con instituciones financieras que sí adjudican créditos a personas que tienen DICOM. Estas instituciones obviamente no son fiscalizadas por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, por lo que sus tasas de interés en la mayoría de los casos son notablemente usureras.

Antes de pedir un crédito en alguna entidad financiera es recomendable investigar acerca de su reputación, mediante una búsqueda en internet con el fin de asegurarte de que no tenga muchos reclamos.

También es conveniente consultar a conocidos de tu entorno próximo que han podido recurrir a préstamos y te adviertan con su experiencia. Algunas personas por recurrir a este tipo de instituciones han empeorado su situación financiera.

Además de las ya descritas, también se pueden considerar las siguientes opciones:

Créditos prendarios

Esta es una posibilidad en caso de tener una propiedad o un vehículo para prendar en garantía de pago.

La gran desventaja de este tipo de créditos es que devengan muy altos intereses, por lo que es preferible evitar acudir a ellos, a no ser que se trate de un caso en extrema emergencia.

Préstamos DICREP

La DICREP es una institución del Estado, tiene carácter social y económico. Su objetivo es el de entregar créditos prendarios de forma simple. En tal sentido, aceptan empeñar joyas, electrodomésticos u otro tipo de electrónico.

Se trata de préstamos que no superan el 60% del valor total del bien tasado y comúnmente tienen tasas de interés alrededor del 20%. Para concertar un crédito de este tipo solo es necesario presentar la Cédula de Identidad.

A modo de conclusión, lo más recomendable es evitar solicitar un crédito o préstamo con DICOM. No obstante, si te resulta imposible postergarlo, es muy importante que analices concienzudamente tus opciones. Procura elegir la entidad que te ofrezca mayores facilidades al cobrar el menor interés posible.